mobile isologo

    Pandora

    Abr 15, 2024

    0
    Pandora
    Empieza a escribir gratis en quaderno


    1 / 2

    PANDORA

    Escribir, es algo así como abrir la caja de pandora, con la única diferencia que no todo lo que saldrá a través de la punta de los dedos será lo que nos aqueja; sino la esperanza viva de que a pesar de todo existen líneas de felicidad. Nunca sabemos con exactitud que devendrá en el preciso momento de hacer sinapsis nuestras neuronas. Por tal motivo, el solo acto de escribir, conlleva un halo de misterio que conduce a laberintos inciertos plasmados en una palabra con más peso que una piedra, en una frase contundente, en una oración vibrante; y a su vez todos ellos conjugados corren el telón de la memoria.  

    Hace algunos años atrás, cuando el tiempo nos sobraba y el encierro nos tomó por sorpresa, sin saber muy bien porque (hasta ese entonces) canalice mi aburrimiento en talleres literarios en donde el primer ejercicio era simple: escribir por el solo hecho de escribir. sin tema en particular ni tampoco destinatario peculiar y podría asegurar que durante aquellas madrugadas en donde los pensamientos ganaban al sueño invitándome a salir de la cama, salieron a la luz textos que me dejaron perpleja, y no por ser obras literarias, muy alejado de eso, sino más bien porque en cada uno de ellos se hacía tangible lo intangible, y de esa manera moldeable, no solo desde lo literario sino también desde el diván. Recuerdos lejanos y otros muy recientes, amores olvidados, reflexiones, autocastigo, preocupaciones, miedos, palabras nunca pronunciadas, emociones reales y algunas no tanto; ya que el inconsciente tiene esa mágica habilidad de hacer trucos, aun con los ojos abiertos.

    Hace exactamente dos años que no escribo, no sé muy bien porque, talvez muchos escenarios me atravesaron o simplemente porque soy en la justa medida, mitad curiosa y el otro cincuenta por ciento impredecible. Adictiva a una dosis de efecto sorpresa para que corra por mis venas, invitándome a diferentes experiencias. Y una vez cautivada por cualquiera de ellas, me dejo atrapar para luego soltar como soltaría un globo inflado con helio a pleno cielo abierto, no sin antes concentrarme en lo que seguirá. Y existe una pluralidad en la elección de lo novedoso, desde un hobby hasta algo desconocido. Me gustan los desafíos, saber hasta dónde pueden mi mente y mi cuerpo. No me encasillo. Tampoco me oculto detrás de un número temporal y cuando las arrugas comienzan a murmurar, no me dejo amedrentar. Decidí no tener tiempo ni edad, no me conformo con el hecho de abrir unas pocas veces la puerta para ir a jugar. Quiero vivir en un eterno recreo hasta perder el aliento.

    Pasaron tantas cosas en estos dos años que no las recuerdo, y de recordarlas no entrarían en este texto, pero creo que con enumerarlas basta y sobra. Pandemia, escritura, amor a la distancia, encuentro, pasión, viaje, mudanza, convivencia, nuevos desafíos, extrañar, fotografía, madurar, subtes, irme, encuentros, llanto, abrazos, lucha, esfuerzo, texturas, paisajes nuevos, viento mucho viento, trabajo y más trabajo, cansancio, frio y calor, estrellas, colores variados, ruido y calma,


    2 / 2

    edificios y montañas, falta de ganas, bicicleta, amanecer, familia, quietud, seguridad y volver.

    Nuevamente volver, no al punto de partida porque para llegar a ese punto tendría que volver mil trecientos kilómetros, y eso suena mejor que volver toda una vida. Pero ahora que lo menciono una es posible y otra totalmente irreal. Para una se necesita solo dinero, en cambio para la otra, una máquina del tiempo y esa experiencia aun no fue inventada.

    Dicho esto, me pregunto y los invito a preguntarse ¿si tuvieran que elegir entre los kilómetros o la máquina del tiempo con cual opción se quedarían? Por mi parte   ambas posibilidades serian una invitación interesante. Volver en el tiempo, aunque sea un instante, modificando un solo acto, me daría la posibilidad de observar mi presente alterado por completo y entonces talvez ya no sería la misma. Y por tu parte cual seria?...


    Encuentros escritos

    Comentarios

    No hay comentarios todavía, sé el primero!

    Debes iniciar sesión para comentar

    Iniciar sesión

    Te puede interesar