mobile isologo

    Louis y un sábado que sacó todo el dolor.

    ange

    May 21, 2024

    0
    Louis y un sábado que sacó todo el dolor.
    Empieza a escribir gratis en quaderno

    La música salva, protege y guía en los momentos más oscuros. Por eso, cuando pienso en Louis y en su música, me es inevitable no lagrimear. A muchas personas puede parecerles raro o hasta enfermizo el fanatismo que yo, y tantas otras personas, experimentamos hacia él. Pero debo aclarar, para que no me tomen por loco y para cuidar un poco la decencia que me queda, que es absolutamente todo lo contrario. Lo que siento por Louis es un amor sano que llena cada parte de mi ser y que, si es un poco loco debo admitir, me haría arrancarme el corazón del pecho para entregárselo en bandeja, porque sería la única manera que tengo para devolverle todo lo que hizo por mí en estos años.

    No hay manera de poner en palabras la experiencia que es ver a tu artista favorito por primera vez. Verlo salir al escenario y cantar cada una de las canciones que te acompañan a diario en tu vida. Verlo ahí, a pocos metros, que sentís que el corazón se te sale del pecho y se revienta de amor. Escuchar esa voz que se parece al canto de un ángel que diariamente te acompaña en los mejores y peores momentos de la vida. Sentir cómo la garganta duele después de que terminara la primera canción porque no dejaste parte sin gritar. Sentir que todo lo que soñaste está realmente pasando. 

    Por eso nunca, ni en un millón de años, pensé vivir una experiencia de esta magnitud. Ni en mis mejores sueños alguna vez llegué a imaginar que la primera vez que estaría en el mismo lugar y al mismo tiempo que Louis iba a ser así de mágico. 

    Todo tiene su parte mala, esta es cortita, y me refiero explícitamente a la experiencia desastrosa que tuvimos que vivir gracias a la organización del concierto, pero que al final todo quedó obsoleto cuando terminé en un sector que no era el mío, pero que me permitió verlo más cerca de lo que alguna vez imaginé tenerlo. Siento como si el destino se hubiera alineado y puesto de acuerdo para hacerme llegar a ese lugar en específico, para tener la mejor vista del mundo y para dejarme ser parte de ese lado izquierdo al que no dejaba de ir. Me voy a permitir ser egocéntrico y pensar que por alguna razón que no tiene explicación era mi energía la que lo atraía para ese lado.

    Sería tonto y hasta absurdo describir cada momento del show, pero quiero tomarme unos instantes para hablar sobre esos que no dejan de estar en mi cabeza y los cuales nunca pienso borrar.

    Lo que sentí en el momento en que escuché a Louis decir Together we're the greatest no se compara con absolutamente nada en la vida. Si tuviera que explicarles lo que sentía en el cuerpo en aquel momento, me sería difícilmente imposible, ya que no hay forma humana de comparar esa sensación con otras de la vida, porque realmente no hay nada que se le iguale. Saber que estaba ahí en el mismo lugar que yo hizo que cada parte de mi experimentará un tipo de felicidad que jamás imaginé que iba a poder vivir. Encontrarlo por primera vez en el medio del escenario hizo que mi corazón se saliera del tórax y explotara de felicidad y amor, porque después de largos años esperando ese momento, por fin estaba pasando.

    Sigo buscando las palabras precisas para describir lo que sentí al escuchar We Made It. En este momento solo puedo decir que fue como si en el pecho se me liberara un peso que me presionaba y angustiaba diariamente. Sentí como si hubiera ganado una guerra en la que estuve luchando mucho tiempo donde tuve más derrotas que victorias. Sentí por primera vez en mi vida que había logrado algo. Poniendo de lado la experiencia de cantar esa canción, con el trasfondo que tiene, fue una forma de abrazarme a mí mismo porque sí, lo logré, logré ver a Louis, logré estar en un punto de mi vida donde soy feliz, logré encontrarme conmigo mismo y aceptar cada parte de mí. Y sin él no lo hubiera podido hacer. 

    Pocas cosas en la vida pueden compararse con lo que se siente al cantar Walls en el mismo espacio y tiempo que él. Personalmente, creo que es una de las mejores canciones que tiene, y escucharla en vivo reafirma mi opinión. El hecho de gritarle que de todos los por que él era el mío hizo que nuestra relación subiera a otro nivel , porque no hay nada ni nadie que pueda llegar a amar con la misma intensidad que lo hago para con el. 

    Hay un momento específico que eternamente quedará en mi corazón, y es en los últimos segundos de Angels Fly, donde en el instrumental final decidí guardar el teléfono y mirarlo a él caminar como si fuera lo único que importara en la vida, y lo era, y sentir un amor que me embargaba el cuerpo de tal manera que llegue a pensar que podía explotar. Apenas terminó, mi cara quedo completamente demacrada de tanto llorar.

    Cantar All this time abrazando a una amiga que hice gracias a él, o mejor dicho tocándole el brazo porque no podía moverme, y estando en el mismo espacio y tiempo con tanta gente que quiero fue simplemente como si mi hubiera ganado el mejor premio. De por sí es mi canción favorita del álbum, de él y de la vida pero el sábado sentí ese no se que que me hizo darme cuenta que esa canción siempre iba a ser especial hasta que mi corazón deje de latir. Acá debo por obligación propia hablar de lo segundo maravilloso que me dio este concierto y fue conocer en carne y hueso a tantas personas increíbles que sienten el mismo amor por él que yo. Cada abrazo, cada saludo, cada foto, cada charla y cada momento que compartí con cada una de esas personas van a quedar eternamente guardas en mi corazón como uno de los recuerdos más importantes de mi juventud.

    Recuerdo con exactitud el momento en el que empezó a sonar Silver Tongue: sentí como mi corazón se empezaba a achicar de la tristeza, sabiendo que el momento que tanto había anhelado y disfrutado desde el primer segundo estaba llegando a su fin. Siento que poner en palabras todo lo que sentí en esos últimos minutos sería restringirme a mí mismo, porque realmente sigo tratando de asimilar todo lo que viví. Pero debo decir que si hay algo que me hace morir de amor por Louis es la decisión de terminar este tour con semejante canción, que es una carta abierta de amor que nos cantamos mutuamente. Escuchar ésa canciónen vivo es simplemente mágico y nostálgico en partes totalmente iguales.

    Louis y este sábado sacaron todo el dolor; me hicieron olvidar de las cosas mundanas de la vida y, sobre todo, me hicieron la persona más feliz del mundo. Por eso, cada vez que piense en el magnífico 18 de mayo, lo voy a hacer con lágrimas en los ojos porque fue el día en el que todos los planetas se alinearon para mí. Ahora no sé cómo seguir, cómo afrontar la vida sin tener como meta encontrarme un día en el mismo lugar que él, cómo agarrar un apunte sin estar reviviendo cada momento de aquel día,  como escuchar sus canciones sin transportarme a ésos momentos, pero sé que desde este preciso instante voy a contar cada día, cada hora, cada minuto hasta volverme a encontrar con Louis, porque él es mi luz en la oscuridad, es mi guía en los tiempos más difíciles, porque él es la persona que más amo en el mundo.


    ange

    Comentarios

    No hay comentarios todavía, sé el primero!

    Debes iniciar sesión para comentar

    Iniciar sesión

    Te puede interesar