mobile isologo

    Como Agua para Chocolate

    Micaela

    Mar 25, 2024

    Como Agua para Chocolate
    Empieza a escribir gratis en quaderno

    Como Agua para Chocolate es, principalmente, una novela de amor, ya que el eje conductor de la protagonista está vinculado con su impedimento de poder vivir este sentimiento en su plena libertad. A lo largo de toda la novela, Tita y Pedro exhiben un amor imperecedero y pasional, que debe conformarse con las manifestaciones clandestinas y los encuentros a espaldas de los demás. La obligación social de soltería se representa como una condena ridícula impuesta por Mamá Elena por el hecho de haber nacido mujer y ser hija menor, en este sentido, la novela legitima el amor prohibido que no se conforma con las convenciones sociales y se opone en gran parte a la institución del matrimonio como garante del amor. 

    La obra establece una polémica porque incorpora géneros y temáticas que no suelen ser considerados como literarios. En este sentido, el subtítulo de “Como agua para chocolate, novela de entregas mensuales con recetas, amores y remedios caseros”, funciona como un indicador del contenido de la novela y también de la pluralidad de discursos incorporados en ella, provenientes de un origen popular como las recetas de cocina y las historias de amor. De esta manera, la novela está organizada en doce capítulos con los nombres de los meses del año. Cada uno de ellos comienza con la explicación de cómo se prepara una determinada receta por parte de la voz narrativa, que conecta el plato con el evento central de la historia. El recetario de cocina es presentado en la novela como un texto mutable que se va transmitiendo de mujer a mujer. 

    La cocina es entonces un espacio de libertad y creación, en donde Tita se permite romper las normas para crear platos deliciosos que conmueven a todos los comensales utilizando la comida como forma de expresar sus sentimientos y opiniones sin palabras. Así, cada plato provoca en los mismos toda una serie de imágenes y sensaciones de efectos inesperados e incontrolables. En resumen, la comida hace lo que Tita no puede o no sabe hacer; le da un medio de expresión cuando ella aún no tiene una voz propia.

    Micaela

    Comentarios

    No hay comentarios todavía, sé el primero!

    Debes iniciar sesión para comentar

    Iniciar sesión

    Te puede interesar