mobile isologo

    Che, nada, gracias.

    Abr 9, 2024

    0
    Empieza a escribir gratis en quaderno

    Che, nada. Gracias.

    ¿Sabes lo solo que me sentía?

    Estaba lleno de miedos,

    bueno, aún los sigo teniendo

    pero es diferente.

    ¿Como te explico?

    Al menos ahora se que estas ahí,

    eran miedos más tontos,

    como esos que se sienten y a los 5 minutos te hacen reír.

    Que tonto ¿Como pude tener miedo?

    ¿Como tener miedo sabiendo de tu existencia?

    Si, lo se, es raro,

    no puedo guardar las ganas de festejar cada risa

    o la de reprocharme lo de siempre.

    "Uh, que boludo, me dormí"

    Que se yo,

    una salvación, una buena.

    (Entre tantas malas)

    Como esas citas que llegan casi sin fe,

    en las que miras el celular en busca de un mensaje más interesante que te saque de eje,

    un impulso para acobardarse en el ultimo momento.

    "Perdón, pero no llego. Nos vemos otro día"

    Pero no, de pronto la cita no es tan mala y el entorno se vuelve agradable.

    Y te sentís bien por un rato,

    Y aparecen sensaciones nuevas.

    Personas nuevas.

    Nuevas ganas.

    Ahí todo se acomoda,

    donde todo se vuelve nuevo.

    (Para empezar de nuevo)

    Eso es amor para mi,

    poder ser más introspectivo,

    tener menos vueltas de rosca,

    O bueno, bah, una mitad importante del mismo.

    Verte y regalarte abrazos,

    eso, amor es regalarte abrazos.

    (Y besos, sobre todo en la frente)

    Como cuando cantas, o haces lo que te apasiona,

    cuando haces algo por vos, para vos,

    como renovarte.

    Dejarte para dentro de un tiempo,

    y encontrarte en unos meses sabiendo que sos otra versión.

    Una mejor versión,

    y te olvidas de lo que venias arrastrando,

    empezando otra vez, todo de nuevo.

    Porque vos sos nuevo, otro vos

    y ahí se dispara todo.

    Te enamoras de vos mismo,

    Y ya no te sentís tan mal en la soledad.

    Y la compañía no te hace mal.

    Y disfrutas de otro tacto,

    que no es poca cosa por como vienen los tiempos.

    (Y el frío)

    A veces pienso lo bien que me sienta escribirte.

    ¿No es curioso?

    Aunque todos los días vivo empapelando las paredes de versos,

    todavía dudo por tus pensamientos al respecto de plasmarte de vez en cuando.

    También me gusta que lo leas y lo releas como queriendo descifrar si hablo de vos, o al menos así te imagino.

    Es interesante.

    Y ahí vamos, otra vez,

    como aquella, la primera,

    Entre 4 paredes y el olor a frito que inundaba el lugar.

    También te escribí ese día,

    vueno más bien a tus ojos.

    ¿Pero que seria de ellos sin el reflejo de tu alma no?

    Bueno, que se yo.

    Che, nada. Gracias.

    Manuel Barreto

    Si te gustó este post, considera invitarle un cafecito al escritor

    Comprar un cafecito

    Comentarios

    No hay comentarios todavía, sé el primero!

    Debes iniciar sesión para comentar

    Iniciar sesión

    Te puede interesar