mobile isologo

    20:13. Primera Parte

    Mar 6, 2024

    0
    20:13. Primera Parte
    Empieza a escribir gratis en quaderno

    “Primero quiero anticipar que mi caligrafía quizás sea un poco difícil de entender, nunca fui muy prolijo en el colegio, y nunca intenté cambiarlo. Tampoco pude elegir una hoja estética, pero bueno, supongo que algunos permisos me puedo dar, ya que todo esto va a terminar. Hablando de la secundaria, justo ahí es donde empieza mi historia. No era tan sociable realmente, mis amigos eran muy pocos pero muy cercanos, y por alguna razón, no querían que los demás se enteren que sus vidas estaban un tanto alegres porque eran mis amigos, ese fue el primer golpe. Elegí sentirme menos para no estar solo, y aún no entiendo porque, quizás haber visto a mi madre sola me hizo comprender que debía buscar a alguien sin importar la circunstancia con la que me iban a aceptar. Como no tenía a nadie más que a esos amigos, tenía que pasarme las noches encerrado llorando, buscando una forma de distraer mi mente, que nunca llegó. Intenté ser alguien que no era y las burlas salían de la vuelta de la esquina a dar presente. A veces me sentía como un tacho de basura, todos arrojaban sus desechos hacia mi, hasta esos amigos que creía tener. El tiempo pasó y de alguna forma, todo el curso en el que estábamos, entendió que mi mayor amigo era un acosador que no tenía cordura alguna para diferenciar un si de un no. Por suerte ya me había alejado, hacía un tiempo, pero él quiso buscarme para hacerle comprender porque nunca le advertí sobre su conducta, al parecer, era mi culpa que él haya decidido sobrepasarse de alguna forma con ciertas mujeres, esa fue la única vez en la que mi valentía floreció y elegí no hacerme cargo de los problemas de otros, cosa que venía haciendo desde hace mucho tiempo. Mi padre, al que casi ni conozco, algunas veces escupía su verdad, y yo era el mismo diablo que metía las adicciones en su cuerpo, principal templo de lo divino. Creo que también tuve la culpa de que él le pegara a su esposa, osea mi madre, que no logra asumir ninguna financia económica y que antes sentía miedo al oler alcohol, porque le adelantaba lo que iba a suceder cuando las luces se apagaran. 

    No tenían que saber toda mi historia, solo tenían que respetarme y escucharme, al igual que hice con todos los que pedían un oído. Sin embargo, no tenían necesidad de escucharme y además, ¿Quién querría hacerlo? Tranquilos, no los culpo, los entiendo. 

    Ahora que dejé de lado lo oscuro quiero darle lugar a la única persona que me regaló un poco de luz: Aurora. Todavía me acuerdo de qué hablamos cuando nos conocimos, no teníamos intenciones de hacerlo, y asi logré caminar con ella por un largo tiempo. No creí que en la distancia podía sentir algo por alguien, pero aquí estoy, o estaba, quizás la última es la más apropiada. Ese accidente fue hace algunos años cuando mi deber era atraer tu atención hacia ese otro alguien que compartía algún momento conmigo, pero todo sucedió al revés. Yo no pude lograr mi objetivo y tus miradas, alguna vez se dirigieron hacia mí. A partir de ese momento empecé a conocer a una de las personas más hermosas que la vida me pudo dar. La primera que me hizo pensar en qué cosas debía prestarle atención a la hora de hablar, la única que siempre me escuchó y me entendió. Pero en nuestros principios no pudimos hacer mucho porque alguien estaba en el medio de todo. El tiempo pasó y tuve que llenar un vacío amoroso con gente que medianamente lo logró hasta reencontrarte, cuando tu conciencia ya era otra, tu espíritu estaba formado y el mío estaba sufriendo por un desplante del pasado, esa vez te encontré más linda, aunque no te había visto, casualmente tus intereses se parecían a los míos y volví a sentir lo que alguna vez  sentí. Llegaste a entenderme y escucharme. Todo eso fue el inicio de la relación que hoy mantenemos y espero mantener cuando mi presencia ya no esté. Pero tengo que decir que siempre fuiste la persona correcta en el momento incorrecto. Me daba ilusión que nos nombraramos con apodos de esos tiernos que se ven en las películas. Aurora, no se si lo acepté, pero me enamoré perdidamente de vos. Hubiera dejado todo, las múltiples veces en las que nos acercabamos cada vez un poquito más, y no poder sentir tu presencia es la única razón por la que vuelvo a pensar si esto vale la pena. Simultáneamente recuerdo que nuestros tiempos estuvieron juntos pero separados, y que tu exterior te exigía cosas que no estabas dispuesta a dar por mí, y una vez más surge la pregunta ¿Quién querría dar algo por mi? No te juzgo, nunca lo haría, te entiendo. Recuerdo que me contabas cosas que te pasaban con otros muchachos que no conocías del todo, pero habían captado tu atención de la forma en la que yo no podía. Antes de perderte, preferí sufrir y aguantar, porque además era muy difícil sacarte de mi cabeza si me mostrabas aprecio. Escribí pensando en vos, y para vos, pero nunca lo supiste o quizás ya no lo recuerdes. Todos estos años tuvieron espacio para tenerte en mi vida, y no hay nada que valore más que eso, se que quizás este último tiempo quise arriesgarme con vos y no funcionó, pero creo que no hay nada tan lindo como cuando te escucho reír alguna de esas veces en llamada. Incluso ahora estoy sonriendo de solo recordarla y recordarte. En vida no me alcanzó el tiempo para agradecer lo que lograste en mí, espero que en lo que viene, logre retribuir lo que mereces. 

    Es posible que quienes lean esto estén confundidos de la decisión que tomé porque me vieron feliz y contento, pero debo decirles que esa es la máscara que vestía para que ustedes, tengan a ese alguien a quien acudir cada vez que alguna situación atormentaba su presencia. No quería ser menos para ustedes y les pido perdón si lo fui, elegí dar a todos y no recibí. Agradezco que se hayan tomado el trabajo de leer esto."



    Atte: Yo 

    Dia: 21/01/2022

    Hora: 20:13”



    Eso escribió Ulises antes de matarse. Yo sabía que él no estaba pasando un buen momento y también comprendí que lo último que me dijo era una despedida eterna. Por eso decidí llamar a autoridades unos días antes para decirles que una persona a la que amo se iba a hacer daño, hasta lo soñé. El 20 de Enero pude contactarme con la policía que dijo que iba a estar alerta sin levantar sospecha y realmente lo lograron. Entraron a la fuerza y encontraron a Ulises a las 20:17, estaba desmayado porque siempre que veía sangre, su presión bajaba de repente y quedaba inconsciente. Esta vez no fue la excepción. Casi a las 20:30 recibí un llamado de quien había hablado conmigo, avisando que Ulises estaba en un hospital, intentando sobrevivir a los cortes realizados por el mismo y se me informó la presencia de una carta que hablaba de mí, y de todo lo que sentía. Ahora estoy sentada, al lado de su cama, esperando a que mañana se despierte para abrazarlo eternamente y para realmente contarle como me siento con él. Para comenzar algo que realmente nos termine de nutrir y enseñe la importancia que tenés en mi vida, Ulises…


    Mateo Caputo Boscia

    Comentarios

    No hay comentarios todavía, sé el primero!

    Debes iniciar sesión para comentar

    Iniciar sesión

    Te puede interesar