mobile isologo

    1947, para Sofía.

    May 11, 2024

    1947, para Sofía.
    Empieza a escribir gratis en quaderno

    No evadas, necesito que perduren tus pasos, que deambules cerca. Hace mucho no te pienso, no te pensaba, se me están dando mal las palabras.

    Sofía siempre me dijo que lo único que me unía a la gente, a la vida, pasó enteramente a través de la palabra, de los papeles que me cansé de tirar a cualquier tacho.

    Parágrafo de algún color que no me acuerdo, para Sofía, 1947 días después de que te fuiste:

    Me dijo Sofía en la barra, sos muy simple, y a la vez muy complejo. Bajás casi sin esfuerzo cualquier cosa a tus notas, yo las leo, me fascinan y te encanta. Parece que necesitás ese proceso, y ni siquiera es conmigo. Después vas a terminar tirándolas en cualquier tacho acusándolas de palabreríos. Tus palabreríos siempre conmueven, y de nuevo, no es conmigo. El tema es que te ves vulnerable y planeás simplemente la mejor forma de atacarte.

    Me acuerdo cuando me decías que querías entrar a un concurso, no tenés miedo ni a ganar, ni a perder, tenés miedo a pasar desapercibido y de verdad dudo enormemente de eso. De la misma forma que con el deporte, estás condenado a ambas cosas, siempre prestado a sus usos, a desarmarte, desvivirte, desintegrarte y recomponerte para la próxima vez, que obviamente siempre llega. No importa el fin, importa todo lo que sucede en el medio hasta que alguien expresa alguna mísera evaluación, ahí te esfumás, te escondés.

    Me das algo de pena, pero te quiero.

    1947 días. No los cuento, hoy, fue casualidad. Necesito que deambules, o por los pisos de madera o por mis pensamientos, lo importante es sentirte ahí. Sé que es casi imposible el reencuentro, tampoco lo busco, mucho menos sabría qué decirte. Pero te pienso, que es incluso más importante que todo lo que pude haberte querido.

    Parágrafo Negro, Sobre Sofía y la barra de aquel bar.

    Me creo cualquier cosa que me digas, es cierto. Me contento con cada detalle de tu opinión y el real problema es cuando termina. Me expongo por completo, pero confío enormemente en tus brazos. Me molesta un poco cuando me testeás con alguna vieja, no me enternece para nada su comentario, me ruboriza un poco cuando me señalás y quedo en medio de la sala apuntado por tus uñas color verde oliva. Las viejas me clavan los ojos y yo quiero salir corriendo.

    Siempre quise salir corriendo a todos lados, curiosamente a todos los que ibas vos. Ahora corro cada vez más lejos, curiosamente no voy a terminar esta frase

    PibedeVictoria

    Comentarios

    No hay comentarios todavía, sé el primero!

    Debes iniciar sesión para comentar

    Iniciar sesión

    Te puede interesar